domingo, mayo 09, 2010

Hay que reaprender a seleccionar nuestras semillas locales...

chaskinayrampi, 3 de May, 2010 3:47 pm

semilla Naal Xoy·          Señalaron los participantes al octavo intercambio de semillas criollas realizadas en el sur de Yucatán.

·          En el evento, fue homenajeado a don Rufino Chí Canul, creador de la semilla Naal Xoy.

·          Exitoso evento de intercambio de semillas criollas realizadas en Xoy, debido al firme apoyo de sus productores y de organizaciones no gubernamentales, como Misioneros, Fundación Produce Yucatán, A.C. el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), etc.

Mérida, Yucatán, México a 3 de mayo de 2010.

“Les pediré a los grandes señores (dioses mayas) de los cuatro puntos cardinales, que sean benevolentes con nuestras semillas que cultivaremos este año, sobre todo que contemos con las lluvias, y en su oportunidad para que produzca, y no sólo nos dé de comer, sino que el próximo año los podamos intercambiar con quienes aman y cultivan la tierra”, dijo en lengua maya, el H’men Antonio Mukul, momentos previos a la ceremonia del Saka’ durante la octava feria del intercambio de semillas criollas que se realizó durante la mañana del pasado domingo 2 de mayo en la comunidad maya de Xoy, municipio de Peto, Yucatán.

El maíz llamado Naal Xoy, fue la estrella principal de esta feria de intercambio de semillas criollas, y por ese motivo se hizo un sencillo homenaje a su creador, el campesino maya, Rufino Chí Canul, quien falleciera el 18 de febrero de 2003, por lo que, en este encuentro, los productores reconocieron la labor de don Rufino y su legado a la milpa maya.

Ante más de 400 participantes, se relató la biografía de Chí Canul, destacando que por condiciones de pobreza, apenas pudo concluir con sus estudios a nivel secundaria, pero él tuvo la oportunidad de desarrollar habilidades para hacer los trabajos en relación al mejoramiento del maíz, compartir sus experiencias, incluso escribir temas sobre la agricultura milpera.

Por sus conocimientos experiencia e ingenio en el cultivo de la milpa y los procesos productivos relacionados, fue contratado por diversas dependencias públicas, como el INI -hoy Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas- y la SARH.

De tal forma que Chí Canul centro todas sus experiencia y sus energías para producir un maíz acorde a las condiciones locales de la milpa. Él tiene conocimiento de las necesidades de los campesinos mayas, y para esta tarea contó con el firme respaldo de agrónomos especialistas del Centro Regional Universitario de la Península de Yucatán de la Universidad Autónoma Chapingo (CRUPY-UACh), al final logro su objetivo, producir el maíz Naal Xoy amarillo y el blanco.

Así que desde el año de 1983 al 2003, logró generar y difundir este tipo de maíz y hoy es ampliamente cultivada en diversas regiones de la península de Yucatán.

Los familiares de Rufino Chí Canul, fueron los primeros que cultivaron el Naal Xoy, entre ellos se destacan: Gregorio Chi, Aquileo Chi, Juan Chi y Medardo Chi. En los años 90’s; esta semilla fue ampliamente conocida por los milperos de Xoy, como lo es don Pedro Poot de 50 años de edad; Adalberto Cauich de 60 años; Atenedor Cauich de 45 años; Francisco Kumul de 80 años; Margarito Kumul de 65 años y Fernando Díaz de 70 años. Ellos comentaron que el Naal Xoy, es psoible obtener hasta 3 toneladas de rendimiento por hectárea, y semejante en esta parte a la semilla híbrida. Es apta para cultivarse bajo riego. Resistente a las plagas al ser almacenada de forma tradicional a comparación de los maíces criollas y con un ciclo de producción de 3 meses, que por estos meses fácilmente podría no ser afectados por las sequías o los ciclones que afectan la península en los meses de junio a noviembre.

Al respecto, don Laureano Yah Chable –con más de 70 años-, al compartir sus experiencias, nos dice que una vez sembró el Naal Xoy un 25 septiembre, y debido al frió, sólo alcanzo producir 300 kilos por hectárea, y dijo que ahí se dio cuenta que esta variedad de maíz, no era resistente al frió.

-“En ese primer año que lo vi, es muy vigoroso, la planta parecía al híbrido, y cuyos je’eks –mazorca- son mas grandes a comparación del Xnuknaal, que son de menor grosor el je’ek y por su forma de ser prefiero cultivarlo mejor en los kankabales-tierras rojas-, ya que en las serranías o muluches, no crece y no produce mucho la planta”- señaló.

Aunque en los últimos 3 años, la sequía han ocasionado que disminuyera la producción y la superficie cultivada del Naal Xoy, recordando por ejemplo, el año 2005, en esta misma comunidad, del total de 250 personas que cultivan el maíz, de éstos sólo unos 150 se dedican en exclusivo para reproducir esta semilla creada por don Rufino Chi Canul.

En este evento histórico para la comunidad de Xoy, el Dr. Luis Dzib, investigador del CRUPY-UACh, recordó que en el año 2001, don Rufino Chí, mostró a su comunidad, otra variedad de Naal Xoy -la semilla blanca-. Sus ventajas radica que es de ciclo mucho más corto, es de 2 meses y media. Apta para riego y no crece mucho en su soporte vegetativo. Su producción es de casi de 3 toneladas y es más resistente al frió. Su desventaja, no es resistente a la sequía, al igual que su semilla es afectada por los gorgojos al ser almacenada; pero debido a su ciclo biológico, se salva de los efectos nocivos de los huracanes y kankubules que da en el mes de septiembre. En si, la semilla Naal Xoy se ha diseminado en todo el territorio peninsular, cultivándose hoy en día en los estados de Campeche y Quintana Roo.

Fue un encuentro propio de los productores, la lengua maya se escuchó por doquier por parte de los campesinos provenientes de diversos rincones de Yucatán. En este octava feria de semilla realizada en Xoy, participo más de 400 personas, destacando la presencia de alumnos y directivos de la escuela de agricultura de Maní “U yitz ka’an”.

El lugar del evento y de la ceremonia maya, fue cobijada por las sombras de los arboles del Pich, y fue ahí en que los productores intercambiaron sus productos que cultivan en la milpa, y  fue notorio una infinidad de colores de las semillas, propios de los 4 rincones del mayab, “Sac (blanco), bo’ox (negro), kan (amarillo), chac (rojo) y ya’ax (verde).

Los productores hicieron referencia que actualmente muchas de sus semillas están en riesgo de perderse, incluso hablaron del Xt’uch y de la calabaza, por la forma de estos frutos, hace más de 50 años, los niños los usaban para sus juegos infantiles. Experiencias como éstas, se pudo socializarse entre los participantes, gracias al equipo de audio de la Fundación Produce Yucatán, A.C.y a la cobertura informativa de la radiodifusora XEPET “La Voz de los Mayas”.

Los organizadores del evento,  reconocieron el esfuerzo de algunas instituciones por respaldar este tipo de actividades que están tan cercanas a los productores “porque con estos intercambios, es posible intercambiar nuestras experiencias y abriga nuevas esperanzas para nosotros, señalaron los productores.

Por otra parte, reconocieron que ante el incremento del costo de los insumos y las semillas mejoradas es mejor recuperar sus propias semillas, reaprender a seleccionarlas y realizar intercambios por medio de sus propias ferias de las semillas criollas, para intercambiar sus experiencias regionales y nacionales.

El evento concluyó con la entrega de una canasta llena de semillas al representante de los productores de Xbo’ox, comisaria de Chacsinkin y fue cuando se anunció que en estas mismas fechas y en ese lugar será donde se realice el próximo encuentro entre los productores el año próximo.

1 comentario:

DeonKilgore220 dijo...

值得一看再看的格子,多謝分享........................................